Para los miembros de la Junta Directiva

junio 21, 2008 en 11:59 pm | Publicado en Artículos | 1 comentario

Las sesiones de junta directiva de algunas organizaciones suelen ser lugares donde los presentes escuchan maratónicas intervenciones, floridas y amenas si se quiere, pero que no disienten ni un pelo de lo que dice el presidente o de la figura de poder dominante. ¡Pobre de aquel que contradiga al mandamás! En un ambiente así, se pierde la riqueza del libre juego de ideas y opiniones, las decisiones se sirven enlatadas y la empresa va  a seguir siendo lo que siempre ha sido, si es que no viene a menos. Nada cambia y el zopenco que insinúa vagamente la necesidad de cambio, se arriesga al ostracismo empresarial o a ser visto como rebelde y poco digno de confianza, cuando es a este personaje que no desea seguir torpemente la dirección del rebaño, es quien se le debiera de escuchar. Él representa el futuro promisorio de la empresa. Si en su  empresa aún se practican estos ritos que matan ideas en embrión, que marginan a los inquietos, que matan al mensajero, J. L. Jagoe, en su libro “Empresas Triunfadoras”, tiene algunas consideraciones que hacerle, a las cuales hemos añadido otras de nuestra cosecha que también pueden contribuir a que se escuchen otras voces en la Junta Directiva (JD).

  1. El fin primordial de la JD es dirigir BIEN la empresa.
  2. En la JD de una empresa que quiera triunfar, el presidente debe escuchar a los que no están de acuerdo con sus puntos de vista; debe fomentar la discusión objetiva de los asuntos que se tratan.
  3. La JD debiera tener al menos un miembro que no pertenezca a la planilla de la empresa. Esto permitirá tener a alguien que vea las situaciones desde una óptica distinta; alguien que no se ponga a riesgo por disentir con el presidente, debido a que  sus ingresos principales provienen de otra fuente.
  4. La inmadurez de los presidentes, aquellos que no les gusta hacer sino lo que ellos dicen, que creen que su opinión es siempre la mejor, ha llevado a muchas empresas a la quiebra y a partidos políticos fuera de la plataforma de elección. Y cuando aquí se dice empresas, se incluyen clubes deportivos, clubes de servicios, centros educativos, gremiales, gabinetes presidenciales, consejos municipales, etc.
  5. A la hora de llevar nuevos miembros a la JD no lleve gente conocida por su docilidad. La calidad busca calidad, las cabras buscan cabras.
  6. Un mal presidente no puede ser compensado por una buena JD.
  7. Los que no tienen razón hablan a gritos.
  8. Si el Presidente y otro miembro de la JD piensan en forma similar,  uno de los dos sobra.
  9. Una buena mezcla de edades en una JD pudiera ser: 70 % mayores de 40 y 30 % menores.
  10. Nadie quiere ser miembro de una JD donde hay directivos que hacen pedazos las sugerencias de otros sin ofrecer nunca una propia.
  11. Si en la JD no se tiene una medición científica del sentir y pensar del cliente  y un diagnóstico de la moral de los empleados, está tomando decisiones a ciegas, a la buena de Dios. Esta dejando de ganar dinero y mandándole clientes a la competencia.
  12. La materia prima de las decisiones son: conocimiento e información. La ecuación pudiera escribirse así: Conocimiento de calidad +Información de calidad = Decisiones de calidad. Cerciórese entonces en tener en su JD a las personas más cultas y actualizadas a las que tenga acceso. Parientes y socios ignorantes o de cerebro blindado, hacen más quedándose en casa y es más productivo para la empresa enviarles el cheque allí.
  13. Consecuencia de lo a anterior es que los miembros de la JD son los que más capacitación deben recibir, pero ¡Oh, Ironía!  Siempre mandan a sus subordinados y cuando estos regresan hablando de lo que han aprendido en los seminarios, nadie los entiende. Por otro lado, los subordinados solo obedecen; es la JD la que toma las decisiones estratégicas, por lo tanto es la que debe estar más informada.

 En “Atila, Rey de lo Hunos”, un libro sobre liderazgo, pueden leerse estas dos frases que los presidentes de JD debieran de escribir en bronce en la sala de sesiones.

 “Un rey cuyos capitanes siempre están de acuerdo con él, obtiene consejos mediocres.”

“Un capitán inteligente nunca mata al huno que le lleva malas noticias; mata al que nos se las lleva.”

Robert Waterman, coautor de “En busca de la excelencia”, en su libro “Pasión por la excelencia”, le ilustra con esta frase:

 “La lección fundamental es que disentir no significa tener aversión; desacuerdo no quiere decir irrespeto“.

 Y por último le transcribo algo que el genial Malcolm Forbes escribió y que puede interesarle:

Las JD no pueden darse el lujo de tener conformistas. Un conformista es aquel que consistentemente modifica su punto de vista para adaptarlo al nuestro.”

Sin embargo, en nuestro medio casi nunca se tolera al que disiente. Somos aversos patológicos al cambio. Por eso es que en innovación y creatividad estamos en los últimos puestos del ranking mundial. Para muestra un botón: vea lo que les pasa  a los que manifiestan desacuerdo con el grupo dominante en nuestros partidos políticos. Son inmediatamente expulsados. Menos mal que son partidos democráticos.

¿Y usted qué piensa, señor Gerente?

¿Qué aprendió de esta lectura?

Ing. RICARDO YOHALMO LEÓN E.

Master en administración de Empresas (INCAE Business School)

Consultor en Mercadeo y Desarrollo Gerencial

yohalmoleon@yahoo.com

www.gerenciasigloxxi.com 

 

 

 

 

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. SIEMPRE ES UN GUSTO LEER SUS ESCRITOS ING.
    SIEMPRE SERA UNA PERSONA IMPORTANTISIMA PARA MI FORMACION Y VIDA,,,,,


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: