EL PAIS NECESITA UNA GERENCIA INNOVADORA

diciembre 1, 2009 en 1:37 am | Publicado en Artículos | 1 comentario
Etiquetas: , ,

 Según el Índice de Competitividad Global 2009-2010 publicado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), El Salvador ocupa el puesto 113º en Innovación. Esta es solo una de las doce variables, pero es vital para nuestra competitividad, porque influye en las otras once. En general, nuestro país es el numero 77 entre los 133 países analizados, pero destacamos lo de la innovación porque es vital para el mejoramiento de la gerencia en nuestro país y el puesto numero 113 lo que indica es que somos de los países menos innovadores del mundo. Según los maestros de la gerencia mundial, si no hay innovación no puede haber una buena gestión administrativa. Peter Drucker dice: Las empresas son mercadeo e innovación y Gary Hamel, opina que si no hay innovación, no hay ninguna posibilidad de triunfar en un mundo globalizado.

Entonces, señor gerente, hay que hacer algo: revise su ejecutoria, cambie lo que deba cambiar e innove lo que deba innovar, o nos quedaremos rezagados en el concierto mundial de las naciones. Innovar es la clave para liderar su industria, para ganar en los mercados donde usted compite. Nuevas ideas y nuevas formas de hacer las cosas son ingredientes principales para el éxito permanente de su negocio. (1)

Innovar con regularidad en todos los niveles, es el segundo requisito para lograr una ventaja estratégica sostenible (3), dice Tom Peters, en “Pasión por la excelencia.”  El primero es tener pasión por los clientes, y en ese también andamos muy mal. A la gran mayoría de nuestros gerentes no les importa gran cosa el cliente. Dicen que el cliente es lo más importante de su negocio, pero actúan como si fueran monopolio y algunas organizaciones realmente lo son. Vea como lo atienden las empresas de comunicaciones, los bancos, tarjetas de crédito, los empleados de algunos supermercados, etc. No hay consideraciones para los clientes. ¡Ay si se me permitiera publicar el listado de negocios donde me han atendido mal!

¿Y por qué es que no somos innovadores?

Porque somos lo contrario: terriblemente conservadores. Somos del tipo “aquí las cosas se van a seguir haciendo como se han hecho siempre”, “aquí yo mando y si no le gusta, ya sabe por donde entró”, “Inténtelo si quiere, pero si se equivoca, ya sabe”, y este “ya sabe” va seguido de la señal universal de decapitación. Además, según sondeos hechos por el autor a 320 gerentes, el 73 % opina que en nuestro país se practica la gerencia autoritaria, y la innovación es semilla que no germina en un medio autoritario.

“Una alta Gerencia que sea destructivamente critica cuando se presentan los errores, sofoca la iniciativa y el espíritu de empresa. Cuando eso ocurre, adiós crecimiento lucrativo.” (1).  

John Adair, en su libro “El reto gerencial de la innovación” dice que el primer requisito para que florezca la innovación es el compromiso de la gerencia, pero es precisamente en la gerencia autoritaria y rutinaria con la que se estrellan los locos que desean cambiar el estado de cosas.

“Las relaciones laxas e informales estimulan la innovación, mientras que la rutina la apaga.” (1).

 La innovación trae no solo triunfos, sino inevitables fracasos, pero el que fracasa en nuestras empresas o se le castiga o se va, entonces es mejor no hacer olas, pasársela cómodo, tranquilo.

 John Adair nos advierte al respecto:

“El costo del fracaso preocupa mucho a los innovadores, pues eso es lo que pasará a la mayoría de ellos en uno u otro momento. Cuando esto ocurra lo importante es no crucificar a la gente involucrada. Ellos nunca deben de saber que su puesto está en peligro si fracasan. De otra manera, los posibles innovadores no resistirán la natural tentación de curarse en salud. Pocas cosas obstaculizan más la innovación que la amenaza de perder un cargo. Una alta Gerencia que sea destructivamente critica cuando se presentan los errores, sofoca la iniciativa y el espíritu de empresa. Cuando eso ocurre, adiós crecimiento lucrativo.” (1)

¿Qué se puede hacer?

Todos, empezando por el empresario y su equipo gerencial, deben recibir cursos sobre creatividad e innovación, adoptar este cambio como política de la empresa, comunicar al personal que se premiará la innovación, y que la alta gerencia lo demuestre con hechos.

Todas las empresas debieran tener un asesor especialista en innovación que esté alimentando a la alta gerencia de todo lo que se esta haciendo en este campo en el mundo empresarial.

Le recuerdo que en cualquier organización innovadora habrá fallas. Naturalmente estas son muy diferentes de las fallas que suceden por indecisión o inacción. Tal como dijo el finado presidente John F. Kennedy (1917-1963) en uno de sus discursos:

 “Existen riesgos y costos para un programa de acción, pero están muy lejos de los riesgos y costos a largo plazo de una cómoda inacción.” (3)

Sueño con el día en que la empresa privada y el gobierno se unan para impulsar la innovación a nivel de país, pero se que me quedaré soñando. Mas es bueno en el sueño ser dichoso cuando en la verdad se es desventurado.

Los que dirigen la política gubernamental debieran de saber que a mayor innovación en las empresas, mayores impuestos. La tetralogía es: gerentes innovadores, empresas competitivas, países competitivos, pueblos ricos.

Michael Porter, el genio de la competitividad nos lo recuerda “.

“La competitividad de una nación depende de la capacidad de sus industrias para innovar y mejorar continuamente.”

Gary Hamel, uno de los grandes de la gerencia mundial, lo vuelve imperativo:

 La innovación es un imperativo moral y comercial. (2)

Hay que promover el cambio, si no tomamos el cambio con la mano, estamos seguros que él nos tomará por la garganta.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA.

1. ADAIR, J. El reto gerencial de la innovación. Editorial Legis, Bogotá, Colombia. Traducción del inglés. 1992. p. 160.

2. HAMEL, G. Liderando la revolución. Editorial Norma. Bogotá, Colombia. Traducido del inglés. 2000. p. 438.

3. PETERS, T y AUSTIN, N. Pasión por la excelencia. Edit. Lasser Press Mexicana, México, D. F. Traducida del ingles. 1986. p. 510.

Ing. Ricardo Yohalmo Leon E.

Master en Administracion de Empresas. (INCAE Business School.

Consultoria y Capacitacion  Empresarial

yohalmoleon@yahoo.com

www.gerenciasigloxxi.com

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Estupendo los comentarios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: