CUANDO EL EQUIPO NO TRABAJA EN EQUIPO

abril 2, 2010 en 9:13 pm | Publicado en Artículos | 2 comentarios
Etiquetas:

Por Ricardo Yohalmo Leon E.

El joven gerente de mercadeo estaba razonablemente preocupado debido a los frecuentes roces que tenia con el gerente de producción, dado que éste quería producir lo que le permitiera cumplir su meta, que no necesariamente era lo que demandaban los clientes. Un problema similar tenía el gerente de ventas cuando créditos y cobros se portaba pedante con los clientes que tenían créditos pendientes de pago. Lo mismo ocurre con frecuencia entre mercadeo y finanzas. Total: unos contra otros, todos peleando con su cuota de poder y sin nadie ni nada que los una.

 En todas las organizaciones -en unas más que en otras- se encuentran personas  que les gusta tirar por su lado, como si sólo ellos o su unidad existiera. Esto es lo que se llama tener pensamiento individualista o caciquismo, en contraposición al concepto holista, del gerente moderno, quien ve su área de acción como parte integrante del todo de la empresa, donde el trabajo en  equipo es necesario y la cooperación, vital.

 Este individualismo entre los gerentes ha puesto en peligro la supervivencia de muchas empresas, como bien nos recuerda el veterano Lee Iacocca, uno de los genios de la gerencia del siglo XX, quien ilustra la situación por la que atravesaba la moribunda Chrysler cuado llegó en 1979, proveniente de Ford:

 “Chrysler parecía mi Italia natal en 1860: una colección de pequeños feudos luchando por eludir una sola autoridad. Todo mundo poseía su pequeño imperio: 35 vicepresidentes, 20 pequeñas compañías y nada que las lograra unir. El grupo de ingeniera se negaba cooperar con el de producción…y viceversa. Ingeniera empezó sobre su pedestal y allí se mantuvo muy encima de todo: absorta y alejada de los diseñadores y de los problemas de control de calidad a que se enfrentaba la fábrica … Chrysler se había destruido a si misma una década antes con una “banco de ventas” aborrecido por los distribuidores, donde los automóviles se producían sin tomar en cuenta los pedidos de los vendedores … A esta compañía le tomó 10 años caer en la decadencia … podrida hasta la médula …Los autos colaban agua, hacían mucho ruidos y emergían de la línea de ensamble con pintura defectuosa y desajustes en otras partes.” (Maynard Gordon, en “Técnica Iacocca”. Editorial Diana.)

 El descubrimiento de tantos defectos condujo a la creación de fuerzas de trabajo de calidad, cuyos miembros por vez primera supieron que podían perder sus empleos si no encontraban remedios permanentes para las fugas, ruidos, paros de motor, etc.

 Hans Matthias, consultor de producción llevado por Iacocca a Chrysler, dijo respecto a los pequeños feudos y falta de trabajo en equipo:

 “Debemos quitarle a la gente la idea de que se limiten tan solo a su parte del trabajo y se olviden del resto. Es menester que nos mantengamos verificando que todo está correcto, desde el principio a fin.”

 Eso es. Elimine del vocabulario de la gerencia media la frase “Ese no es mi problema”. “eso no es asunto mío” y similares. Todos  deben ser responsables del producto que se entrega al cliente.

 Iacocca empezó a llamar a  genios administrativos que habían trabajado con él en Ford y que debido al egocentrismo de su presidente, Henry Ford II, habían huido a otras empresas, despidió  a los gerentes que no tenian remedio y dejó bien claro cual iba a ser la prioridad de allí en adelante. Si cree que esto es algo que solo pasa en otras empresas y en otros países, talvez lo consuele esta frase que me dijo hace unas semanas un empresario:

 “Quiero que vengas, agarres a todos los jefes y me los capacites en trabajo en equipo y relaciones humanas, si no se van a matar estos babosos.”

 Para los lectores que tienen en sus instituciones gente individualista, renuente a trabajar en equipo, les transcribo la siguiente fábula de Ivan Krílov (1769-1844), fabulista ruso,  para que se las dejen encimas de los escritorios a esos ejecutivos egocentristas que algunos jefes toleran:

   Una vez, un cisne, un cangrejo y un esturión  se propusieron tirar de un carro cargado, los tres empeñados de consuno. Aunque se esforzaron hasta arrancarse la piel, no movieron el carro ni un palmo. Pero la carga les podría haber sido liviana. El cisne sin embargo, tiró hacia las nubes; el cangrejo halaba hacia atrás, mientras que el esturión empujaba hacia el agua. A quién de ellos se deba culpar, no es asunto que nos incumba juzgar,  pero hasta ahora el carro sigue en el mismo lugar.

 Estimado Lector: ¿Quién en su empresa o unidad la hace de cisne? ¿Quién de cangrejo? ¿Quién de esturión? ¿Y su papel cuál es? 

 La falta de amalgama en su personal que dificulta el trabajo en equipo es un mal que tiene cura, si usted muestra un real interés en conseguir la medicina. Antes de buscar la causa en los demás, solicito a su excelencia que revise su forma de trabajar. Bajo un buen liderazgo no hay cisnes ni cangrejos ni esturiones, sino un verdadero equipo de trabajo.

Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Master en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

https://gerenciayempresa.wordpress.com

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. ME PARECE EXCELENTE ADIESTRAMIENTO Y CAPACITACION
    PARA EMPLEADOS Y NIVELES GERENCIALES . MUCHAS EMPRESAS DE SAN SALVADOR Y OTRAS LO NECESITAN CON URGENCIA.

  2. muy interesante el aporte…y es algo que no se toma mucho en consideracion (me incluyo)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: