Si va a despedir a un empleado, hágalo con clase

julio 21, 2010 en 4:53 am | Publicado en Artículos | 6 comentarios
Etiquetas: , , ,

En uno de esos cambios de gobierno que se dan cada 5 años, el gerente general de una autónoma fue notificado que a las 10 de la mañana llegaba el nuevo presidente, el CEO. Reunió a los gerentes de las áreas funcionales (Finanzas, Recursos Humanos, Administrativo, etc.) en la sala de sesiones para presentárselos cuando llegara el nuevo jerarca y así lo hizo, pero resulto algo inesperado. Nomás el gerente general saludó al nuevo presidente, este no esperó a que le presentara a los subordinados, sino que se portó como un energúmeno.

 –          “Quiero que saques las cosas personales de tu oficina y te me vayas ya. NO te quiero ver mañana aquí. Si algo se te debe, ordenaré a Recursos Humanos que te prepare tu cheque y que te avise cuando lo puedas pasar a recoger. Por ahora, estas despedido.

 –          “Pero usted no ha hecho una evaluación de mi ejecutoria para…”

–          “Es que no te estoy consultando ni tampoco me importa lo que pienses al respecto. Sencillamente, no te quiero ver aquí.”

 El ahora ex gerente no tuvo otra que aceptar la ayuda de la secretaria para desocupar su oficina y avisar a su esposa para que lo llegara a traer, pues tenía que entregar también el auto que le había asignado la empresa.

 Usted no debe proceder así. Esa es una forma muy, grotesca, autoritaria y vulgar de despedir personal. Si ya analizó las alternativas y no hay otra opción más que despedir personal, hágalo con clase, como persona educada y sobre todo, sintiéndolo. Hasta en tan lamentable circunstancia, se puede ser humano. Tan humano que algunas empresas de clase mundial, tienen programas de capacitación y reinserción para la gente que despiden. Hasta antes de la crisis que siguió a la quiebra del Wachowia Bank, Faniie Mae, Freddi Mac  y otras vacas sagradas de capitalismo, habían empresas como Sony, Matsushita Electric, Yoshida Kabushiki Kaisa (YKK), etc.,  que tenían la política de no despedir personal, como lo atestigua la respuesta de Akio Morita co-fundador de Sony,  cuando un periodista occidental le preguntó respecto a la política de despidos de Sony. La respuesta del magnate japonés fue tajante:

 –          “No se despide a un miembro de la familia.”

 Pero con el golpe de la crisis económica del 2007,  que todavía no ha pasado, Sony tuvo que despedir personal. Así que si a usted le toca la amarga tarea de dar esa mala nueva a alguien, por lo menos hágalo con clase.

 Algunas recomendaciones que pueden servirle:

  1. No delegue a otra persona, si a usted le toca. NO sea cobarde. Enfréntese a la persona despedida y dele la mala noticia de una forma respetuosa, pero firme. De la sensación que no es cosa que le agrada, pero antes de los intereses de las personas, están los intereses generales de la empresa.
  2. Manténgase tranquilo y fomente una atmosfera cordial, aun en esas circunstancias. Esta  reunión no debe de durar más de diez minutos.
  3. Mencione ejemplos de personas para las que un despido ha sido el surgimiento de una oportunidad.
  4. No entre en discusiones sobre una decisión que ya fue tomada. Mantenga el control de la situación.
  5. Tenga listos los documentos que debe de firmar y lo que se acostumbre en la empresa a la hora de un despido. Evite que se promuevan procesos laborales que a nadie benefician.
  6. No exponga al empleado al cepo público; hágalo sin testigos o con un testigo calificado como una persona de recursos humanos para que lo asesore en caso que se susciten preguntas que involucren asuntos legales o laborales.
  7. No dore tanto la píldora. Vaya al grano y evite frases muy cursis que le restan autoridad y le hagan perder caché.
  8. Permítale al despedido que salve el honor, en caso de que solicite algo que haga menos doloroso el despido.
  9. Cerciórese de proteger los activos y la información pertinente a la empresa que maneja el ahora ex empleado.

10. Si la persona despedida se pone malcriada e insultante, no responda de la misma forma. Mantenga la calma. Recuerde que contestar con igual intensidad una  ofensa puede llenarlo de inmundicia.

Luis de Paiva tiene un artículo muy interesante sobre el tema que puede leer en el siguiente link:

http://blogestion.com/gestion/2007/01/17/como-despedir-a-un-empleado/

 Hace unos años leí una forma muy creativa de proteger la autoestima cuando se va a despedir personal y aunque he olvidado la fuente, tengo bien presente lo que hace genial la anécdota:

 –          “José: No sé como nos vamos a arreglar sin usted, pero a partir del próximo  lunes vamos a intentarlo.”

¿Y usted que opina?

 Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Máster en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

www.gerenciayempresa.com

www.gerenciasigloxxi.com

Anuncios

6 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. hola tengo 20 años de edad y hoy es mi primera ves despidiendo a alguien para mas colmo era mi enemiga en un tiempo spero hacerlo de la manera mas profecional posible por q tengo ,mucha etica pero lamentablemente soy jefe de recursos humanos y mi deber es velar por los inteses de una organizacion y ser el mediun entre patrono y trabajador… que pasen feliz tarde quise hacerles este comentario de mi parte

    • Despedir personal es de lo más difícil, al menos para mí. Espero que lea mucho sobre su especialidad para que se prepare para las dificultades y oportunidades de su puesto.

  2. HOLA, YO MANEJO UNA EMPRESA CONSULTORA EN LA CUAL CON CONTRATAN PARA DESPEDIR PERSONAL, ES TOTALMENTE DOLOROSO PERO ES NECESARIO NUESTRO TRABAJO, LAS PERSONAS REACCIONAN DE DIFERENTE MANERA EN EL MOMENTO DE UN DESPIDO Y NADIE ESTA PREPARADO PARA ESTO, ANTES DE EL DESPIDO ANALIZAMOS LA HOJA DE VIDA DEL EX TRABAJADOR PARA AYUDARLE A BUSCAR LOS POTENCIALES QUE EL TIENE… Y MUCHAS COSAS MAS… SALUDOS…

    • Es duro despedir a alguien, pero a veces no hay alternativa. Hay que hacerlo sintiéndolo.

  3. Me gusto mucho lo dicho en este articulo yo y una compañera de trabajo fuimos expuesta a una terrible humillación por parte de nuestro jefe fue muy doloroso aunque él en su momento nos despidió después de unas horas se retracto del despido pero yo opte por mi bienestar y decidí renunciar, muchas personas que están a cargo de subordinados no entiendo que somos seres humanos igual que ellos pues el hecho de tener un titulo o cargo no les permite a humillarnos cuando a ellos les parezca, Dios le bendiga mucho excelente articulo.

    • Daniela: en Latinoamérica predomina la gerencia autoritaria por eso abundan los jefes como el suyo y por eso somos tan pobres, también.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: