Carta de un empresario a sus empleados

diciembre 3, 2010 en 9:25 pm | Publicado en Artículos | 6 comentarios
Etiquetas: , , ,

Por Ricardo Yohalmo León E.

 Estimados empleados:

 Bien conocido es por ustedes la animadversión que suele existir entre el capital y el trabajo, problema que no existiera si, como bien dicen en su carta, habláramos más a menudo y si yo tuviera de su parte completa dedicación a la tarea por la que se les paga.

 Me preocupa que algunos de ustedes vean con disimulado malestar  que yo tenga una empresa y las comodidades y privilegios que suponen me da esa posesión. Lo que no se ponen a pensar es lo que me ha costado llegar adonde estoy  y todos los desvelos, dolores de cabeza y gastritis que se pasan para llegar hasta aquí. Si conocieran al detalle las responsabilidades que supone crear una empresa, envidiaran menos mi situación. Muchas veces cuando ustedes están por irse a la cama en sus respectivas casas, yo aún estoy en la empresa ajustando cuentas, revisando los planes de mercadeo, producción, ventas y los informes financieros para ver si podré pagar la próxima planilla y a mis proveedores que no perdonan atrasos. Por otro lado están mis competidores que no duermen tratando de enamorar a mis clientes con mejores ofertas y tentadoras promociones, y yo tengo que estar en ese ruedo también, afinando estrategias porque si me descuido, no habrá más empresas y nos quedamos todos sin trabajo.

 Probablemente a veces como mejor que ustedes, pero ustedes hacen mejor su digestión pues no tienen que pensar en todos los líos que tengo que pasar para que la empresa siga adelante.

 Creo que ustedes tampoco saben que por cada empresario que tiene éxito, hay 4 que han fracasado. Algunos de ellos pierden todo lo que hipotecaron como garantía del capital de trabajo, incluyendo sus viviendas y otros activos fijos, o tienen que huir a otros países para evitar ir a la cárcel, lugar donde muchos han ido a parar con sus huesos y penas  por malas decisiones de inversión que en su tiempo hicieron con la mejor intención.

No creerán ustedes que me quedo con todo el dinero que entra a la empresa. Tengo compromisos fuertes con proveedores, con el fisco, Seguro Social, AFP, bancos y hasta prestamistas, si la situación fue demasiado apremiante. Y estos no tampoco esperan. Veces ha habido que he tenido que poner de mis fondos personales para que a ustedes no se les atrase su salario, como ocurrió la vez que me asaltaron cuando veníamos del banco y las extorsiones  que he sufrido y que a ustedes les consta.

La vida de la mayoría de empresarios no siempre es el paraíso que se imaginan. Tenemos tantos problemas como ustedes, sólo que de otra índole y variada proporción. Ustedes tienen que pagar la letra de la cocina o refrigeradora, yo tengo que amortizar el préstamo de la nueva maquinaria. Ustedes pagan decenas, yo pago miles. Ustedes el 15 y el 30 de cada mes tienen seguros su salario, y después de la jornada se van tranquilos a sus casas, mientras yo cuando  paso la factura a mis clientes me dan un quedan para 30 o 60 días y si es el gobierno el deudor, el tiempo de espera es incierto.

Toda empresa es la obra de alguien que una vez decidió correr un riesgo y que se las tiene que ingeniar para mantenerla operando. Gracias a este hombre o mujer que se aventuró y desveló cuando otros dormían, es que hay otros que tienen trabajo para mantener a sus familias e impuestos para que el gobierno pague los servicios que disfrutan los ciudadanos. Y con las exportaciones hacemos llegar las divisas para nivelar la balanza de pagos. Nada ha sido gratis ni fácil, pero tampoco esperábamos que así  fuera.

Ustedes pueden contribuir a la grandeza de esta empresa y a su sostenibilidad, trabajando con tesón, trabajando en equipo, haciendo las cosas bien desde la primera vez, tratando al cliente con eficiencia y cortesía, economizando tiempo y materiales, ahorrando energía y aportando ideas para que seamos más eficientes cada día.  Yo prometo escucharlos, mantenerme cercano a ustedes, tratarlos como personas y exigiendo a mis supervisores trato humano y digno  hacia ustedes, el mismo trato que ellos esperan de mí.  Aquí todos somos importantes. Sin su esfuerzo no hay producto ni clientes satisfechos y sin mi tampoco hubiera empresa.

Les invito a que construyamos juntos un futuro prometedor para nuestra empresa y habrá futuro también para nuestras familias, además de una patria grande con un pueblo sano y culto. Se vale soñar.

Ahora  vamos a poner lo mejor de cada uno. Así para ustedes habrá siempre trabajo y para mí siempre habrá retos.

 Un empresario, el que ustedes llaman El Jefe o Patrón, como decían antes.

(PD: se aceptan sugerencias para mejorarlo) 

Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Master en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

www.gerenciayempresa.com

www.gerenciasigloxxi.com

https://gerenciayempresa.wordpress.com/

Anuncios

6 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Excelentes líneas, plasma tal cual el sentir de todos los que llevamos en hombros la responsabilidad de un empresa.
    Le pido su autorización para publicarlo en mi blog con sus respectivas referencias.
    Sin más a que referirme, me despido felicitándolo nuevamente.

    • Gracias por leerme. Puede publicar los artículos que desee, siempre que mencione la fuente. RYLEON.

  2. buena carta. creo que te falto que mientras todos salen de vacaciones con sus familias y se desconectan de la empresa las familias de nosotros (los empresarios) en vacaciones les toca aguantarse el computador, el telefono a media noche, el blackberry que no deja de trinar, las noticias todos los dias sobre todo si son economicas, la llamadera de la secretaria, la del gerente de produccion la de….. todos mejor dicho no tenemos vida. todo por creer en que si se puede, claro ya yo cambie mi objetivo y es en creer que puedo ayudar a todas las familias de mis trabajadores a que sus padres puedan llevar la comida diaria a su casa.

    • Para Juan Carlos:
      Bueno, si: hizo falta ese aspecto, que efectivamente ocurre, en unos más que en otros.

  3. hola me encanto la carta tengo un negocio propio es pequeño y tengo solo un empleado y no sabia que decir cuando tuve que platicar con mi empliado y su carta me inspiro mucho espero que a un futuro no le moleste si tomo unas de sus lineas o toda la carta para mis de mas empleados por tengo la idea de una empresa muy grande

    • Para Edgard: Gracias por leer mis artículos. Úselos como guste, si cree que pueden ayudarlo en la administración de su negocio y no desmaye nunca en su empeño de prosperar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: