¿Como anda el Índice de Competitividad de El Salvador?

septiembre 21, 2011 en 11:16 pm | Publicado en Artículos | 1 comentario
Etiquetas: , , , , ,

Por Ricardo Yohalmo León E.

Después de que El Foro Económico Mundial (FEM) liberó el informe sobre el Índice de Competitividad Global 2011-2012, muchos analistas económicos centroamericanos han mostrado preocupación por la caída en los índices en algunos de nuestros países, y no es para menos. Costa Rica bajó cinco puntos del puesto 56 al 61, Guatemala del 78 al 84, El Salvador del 82 al 91(el país que más bajó) y Nicaragua del 112 al 114. Belice, que participa por primera vez en el ranking, se colocó en el lugar 123. Honduras fue el único país de Centroamérica que mejoró al pasar del puesto 91 al 82. Todo esto sobre 143 países analizados.

El índice de competitividad mide la habilidad de los países de proveer altos niveles de prosperidad a sus ciudadanos. A su vez, esta habilidad depende de cuán productivamente un país utiliza sus recursos disponibles. En consecuencia, el índice mide un conjunto de instituciones, políticas y factores que definen los niveles de prosperidad económica sostenible hoy y a mediano plazo. Entre más abajo se cae en el índice, significa más pobreza, menos educación, menos salud, más corrupción, menos productividad, menos ingresos, etc.

Rafael Castellanos, analista político, en un artículo publicado en LA PRENSA GRÁFICA (19 de septiembre, edición impresa, página 15), muestra su preocupación cuando dice:

 “El país ha venido retrocediendo en los últimos cinco o seis años, hemos caído casi 20 lugares en la lista mundial. Esto es una alarma que debe hacer sonar campanas, encender focos rojos: nos indica que vamos mal, que la tendencia es a empeorar y que la capacidad del país de darle un mejor nivel de vida y prosperidad a la población empeora.”

Ciertamente, como dice el ingeniero Castellanos, debemos de preocuparnos. Veamos los numeritos: En el 2003 ocupábamos la posición 48 y ahora la 92. Hemos caído 44 puestos. En los informes 2009 y 2010 hemos ocupado las casillas 77 y 82, respectivamente. Lo peor no es eso, sino que los encargados de hacer los cambios para que esto se enderece ni siquiera conocen las estadísticas, y lo que es más: ni les interesan. Lo lamento por el amigo Rafael: nadie va a sonar alarmas ni encender focos rojos. No lo hicieron el año pasado ni el antepasado, y estos cambios dependen de la clase política, donde debieran estar las personas más inteligentes y cultas de El Salvador, y en su defensa debo decir que algunas lo son, aunque la política les sesga el juicio. Ellos son los que guían el país. Las decisiones que se toman en la Asamblea Legislativa y Casa Presidencial son las que dicen hacia adonde debe ir el país. Así es hoy y así ha sido antes. Estamos como estamos por las decisiones que nuestros líderes tomaron ayer y el lugar en que estaremos mañana dependerá de las decisiones que los actuales líderes tomen hoy. El porvenir es por traer. Allan Lathrop en su libro “Aprendiendo del milagro japonés” dice que así fue en Japón:

“Los cambios provienen desde el centro de la clase política, pues esta debe demostrar y ser la participante de dichos cambios. En el caso del Japón, la élite política inició la aplicación de esta nueva forma de vida. Alterando el sistema feudalista predominante, en un corto plazo logró transformar una nación agraria retrograda en una poderosa nación industrializada. Para ello, convirtieron el sistema autoritario paternalista predominante en un verdadero sistema participativo con respecto a la autoridad.” (Lathrop, Editorial Grijalbo, página 15)

Como ve usted no fue una modificación ligera, tibia y cosmética, como se pretenden hacer los cambios aquí, sino un cambio radical. Ese cambio radical debe ocurrir en las mentes de los líderes que toman las decisiones. Pero eso duele. Los japoneses consideran al filósofo budista Shozan Suzuki como padre del industrialismo japonés. Uno de los aspectos destacados de su filosofía dice que “Cada individuo debe tener la capacidad de enfrentarse a cambios mentales, que a veces pueden representar violentos conflictos internos.”(Lathrop)

Violentos conflictos internos quiere decir que las decisiones que tengo que tomar como líder político no serán de mi agrado ni de de una minoría que se lucra del gobierno, pero los cambios tienen que hacerse. Por eso es que las posibilidades de que se revierta la caída en picada que llevamos son prácticamente nulas.

Para que hayan cambios es necesario que incorporemos nuevos conceptos a nuestra toma de decisiones, escuchar a los que no piensan igual que nosotros, pero aquí seguimos trayendo conferencistas internacionales que nos vienen a decir lo que nosotros queremos oír, que no nos sacan de nuestra zona de confort, que nos dicen que como lo estamos haciendo está maravilloso y que esta bonanza será eterna. Vamos a empezar a cambiar cuando escuchemos lo que duele, cuando traigamos a consultores de clase mundial que nos digan la verdad, que si no cambiamos, nos estamos acercando peligrosamente a un abismo sin fondo, mientras otras naciones con toma de decisiones de consenso avanzan a zancada, muuuuy adelante de nosotros. Preguntémonos qué está haciendo Panamá para crecer al 9 % anual. Los cambios tienen que venir del centro del gobierno o de la empresa privada. Y todos sabemos como andan las relaciones allí.

INNOVACIÓN 127

Para salir de esta caída en picada los salvadoreños, al menos los líderes políticos y empresariales, necesitamos innovar. La innovación es uno de los doce pilares con que se mide la competitividad y en el más reciente informe del FEM ocupamos el nada optimista puesto 127 entre los 143 países evaluados. En el 2009 ocupábamos el puesto 113. Lo que quiere decir que somos uno de los países con los habitantes más tercos, soberbios, obstinados y cuadrados del mundo. Y esto lo compruebo con frecuencia en mis seminarios gerenciales y clases de postgrado. Puedo advertir el rechazo patológico a nuevas conceptos gerenciales y manifiesta la tendencia a seguir haciendo lo que siempre hemos hecho, y el que nos contradiga, lo apartamos de nuestro camino. No más vea usted como se eligen los candidatos a alcaldes y diputados en nuestros partidos políticos. Mientras que Gary Hamel, a quien “The Economist” llama “El mago reinante de la estrategia”, nos dice que la clave para mejorar la competitividad es la innovación radical. Esto quiere decir abjurar del conocimiento obsoleto de la era industrial y abrazar los conceptos de la era del conocimiento y la información.

 “En alguna parte hay una bala destinada para su compañía; en alguna parte hay un competidor no nacido aún y desconocido que le dejará obsoleta su estrategia. No se puede evitar el balazo. Hay que disparar primero. Habrá que ser más innovador que los innovadores. Haga de la innovación radical una capacidad profundamente arraigada. Las prácticas administrativas de la era industrial están pasadas de moda.” (G. Hamel)

“La competitividad de una nación depende de la capacidad de sus industrias para innovar y mejorar continuamente.” (Michael Porter)

Si la innovación es la solución, ¿por que no innovamos? John Adair, ex profesor de liderazgo de la Academia Militar de Sandhurst, nos lo dice:

 “La innovación no es compatible con la gerencia autoritaria.”

Por lo tanto primero tenemos que cuestionar nuestra forma de administrar los recursos humanos y abrir al consenso nuestra toma de decisiones. Y creo que estoy pidiendo demasiado.

“Si uno quiere crear lo nuevo, tiene que desmantelar primero todo su sistema existente de creencias y reducir a cenizas las cosas que no sean eternas y universalmente verdaderas. La autoridad que más necesita ser cuestionada es la de nuestra propias creencias arraigadas.” (Gary Hamel em “Liderando la revolución”)

O sea que tenemos que cuestionar y abjurar de nuestras creencias arraigadas. Misión Imposible.

“Las empresas van a tener que empezar a desaprender mucho de su pasado. No es fácil desaprender u olvidar el pasado, pero deberán hacerlo.” (C. K Prahalad)

“Si las empresas quieren escapar de la atracción gravitacional del pasado, tienen que estar dispuestas a cuestionar sus propias ortodoxias, regenerar sus estrategias básicas y volver a replantear sus supuestos más fundamentales sobre cómo van a competir.” (Prahalad) (http://www.degerealtncia.com/articulo/creatividad_e_innovacion_el_camino_de_las_empresas_de_a_competitividad)

“El modelo que usamos en los últimos cien años es muy bueno para hacer a las empresas eficientes, centradas y disciplinadas; pero no tanto para volverlas adaptables, innovadoras o atractivas para los empleados”. (Gary Hamel)

“El modelo gerencial de las empresas tiene cien años y está obsoleto.”

Como dice mi amiga Ana María Herrarte en su más reciente columna “El modelo de negocio” (LA PRENSA GRAFICA, 5 de septiembre 2011, página 48). “Tenemos que revisar nuestro modelo de negocio para ver si está vigente aún.” (Lea más sobre el tema en www.herrarte.com)

¿Qué puede hacer usted?

Usted no puede cambiar a los demás, pero puede cambiar usted. Recuerde esta palabra: METANOIA, cambio de mente (meta, cambio; noius, mente) Llénese de información, lea, capacítese, abra su mente al conocimiento venga de donde venga y cuestione sus propias y amadas creencias, probablemente todas han caducado. Como dice Gary Hamel:

“Liberémonos de cien años de gerencia obsoleta.

”BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

• HAMEL, G. Liderando la revolución. Editorial Norma. Bogotá, Colombia. Traducido del inglés. 2000. P. 434.

 • LATHROP, A. Aprendiendo del milagro japonés. Editorial Grijalbo, México, D.F. 1995. pp. 15.

• LA PRENSA GRÁFICA, 19 de septiembre de 2011, página 15.

• LA PRENSA GRÁFICA, 5 de septiembre, página 48.

http://www.americaeconomica.com/index.php?noticia=11316

 (http://www.degerealtncia.com/articulo/creatividad_e_innovacion_el_camino_de_las_empresas_de_a_competitividad)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Master en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

 https://gerenciayempresa.wordpress.com

 http://mercadeomedico.wordpress.com

 www.gerenciayempresa.com

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Considero un excelente aporte el articulo, estas sugerencias me alludaran para mi proyecto de la carrera de trabajo en banco que estoy frecuentando. Gracias por el aporte y esperare con paciencia otros tips. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: