EN EL JUEGO DE LA ECONOMÍA, SEGUIMOS PERDIENDO

octubre 11, 2011 en 10:45 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Por Ricardo Yohalmo León E.

No terminamos de absorber el trancazo de haber bajado del puesto 73 (2009) al 93 (2011) en el Índice de Competitividad Global (World Economic Forum), cuando nos cae Forbes diciéndonos que en su estudio sobre el índice de Clima de negocios, en 134 economías, bajamos de del puesto 76 (2010) al 81 (2011). (Véase La Prensa Gráfica del 11 de octubre.)  Gabriela Frías en CNN  dijo la semana pasada que somos el país que menos inversión atrae en América Latina. Y no importa quien nos evalúe; seguimos saliendo mal. Por ejemplo: en cuanto a marca país, en otro estudio de la Consultora Future Brand y la agencia noticiosa de la BBC Mundo, ocupamos el puesto 105 de 110 países (el país peor evaluado de América Latina), siendo Zimbabue el último. Magro consuelo.

Y siga contando: en el Doing Business del Banco Mundial pasamos del puesto 80 al 86; en el Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas ocupamos el puesto 90. ¿Quién podrá defendernos? Ni siquiera podemos acudir al Chapulín Colorado; ya se retiró. Y seguiremos así por años, empeorando, aunque no se hasta donde vamos aguantar. Los que pueden hacer algo al respecto apenas se han percatado de la situación, pero se tiran la pelota unos a otros. Si fuéramos proactivos, el proceso para tener hoy  índices aceptables debió comenzar hace 30 años como mínimo, pero no somos ni siquiera reactivos, porque esos índices miden los síntomas, el problema está en otros índices que de empezar a trabajar en ellos ahora, empezaríamos a ver los resultados en unos 15 años. Por ejemplo: en  Calidad del  sistema educativo tenemos el puesto 121 de 142; Calidad de la investigaciones científicas, 133; Interés del gobierno en el avance de la tecnología, 113; Disponibilidad de científicos e ingenieros, 125; Corrupción en licitaciones oficiales, 108. Si no cambiamos estos índices, no podremos ser competitivos, y lo que causa que estos índices sean tan bajos, no se arreglan en un año ni en 5 ni en 10. Puede bajar las 544 páginas del informe haciendo click aquí:

The Global Competitiviness Report 2011-2012

La solución a todo esto tiene un nombre que es temido en organizaciones, empresas y personalidades: INNOVACCIÓN. Y este es el único camino para salir del hoyo en que estamos. Decenas de sabios nos lo viven gritando, pero somos sordos al cambio porque creemos que si no lo pensamos nosotros, no existe. Así somos los humanos: tendemos a rechazar aquello que somos incapaces de imaginar. Esto lo sabía el gran escritor latino Publio Ovidio Nasón (43 a. C-17 d.C.). Lo dejó para la posteridad cuando escribió en La Metamorfosis: Ignoti nulla cupido, o lo que es lo mismo: De la ignorancia nace la indiferencia. No me interesa lo que no conozco. O lo que es lo mismo: si yo no lo sé, no existe. Somos victimas de nuestra propia ignorancia, pero ¡ay de aquel que no lo diga! Aún así muchos nos lo han querido decir, pero como no leemos, no aprendemos. Veamos algunas citas como ejemplo:

—  “Los países de América Latina necesitan mejorar la productividad y aumentar las inversiones en innovación y desarrollo para ser más competitivos y conseguir un crecimiento duradero.” (OECD, II Foro Económico América Latina y Caribe, enero 2010.)

—  “La gran revolución es movilizar al sector privado a la innovación. Es el gran reto para desarrollar una economía con capacidad autónoma de crecer”, (Luciano Coutinho, Presidente de BND Brasil)

—  El secretario general de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el mexicano Ángel Gurría, pidió el lunes a América Latina una mayor productividad e innovación, que debe ser “piedra de toque” de una estrategia de crecimiento a largo plazo. (OCDE. II Foro Económico América Latina y Caribe, enero 2010. Paris))

—  “La respuesta no es ningún misterio: la región debe innovar más y mejor, invirtiendo de manera más activa y decidida en una economía basada en el conocimiento“. (Ángel Gurría, OCDE)

—  Según Gurría, “convertir a los países de América Latina y el Caribe en polos de innovación requiere una colaboración conjunta de todas las administraciones”, pero este “cambio cultural también tiene que suceder en el sector empresarial”.

—  El presidente, Anibal Cavaco Silva, dijo que el objetivo de la cumbre era “lograr un cambio cultural en nuestras sociedades que convierta a la innovación en el centro de la estrategia económica y social”. (Estoril, Portugal XIX Cumbre Iberoamericana 2009)

—  Peter Drucker dice: Las empresas son mercadeo e innovación.

—  Gary Hamel, opina que si no hay innovación, no hay ninguna posibilidad de triunfar en un mundo globalizado.

—  Innovar con regularidad en todos los niveles, es el segundo requisito para lograr una ventaja estratégica sostenible (3), dice Tom Peters, en “Pasión por la excelencia.”  El primero es tener pasión por los clientes,

—  La competitividad de una nación depende de la capacidad de sus industrias para innovar y mejorar continuamente.”  (M. Porter)

Como ve, estimado lector: la solución es la innovación, pero por experiencia sé que en esta mi amada patria, se rechaza la innovación; se prefiere seguir haciendo siempre lo mismo. En muchas empresas y otras instituciones he andado proponiendo programas de innovación y la gente permanece indolente, con una actitud glacial. No quieren saber nada que no sea seguir haciendo lo que siempre se ha hecho. Por lo tanto seguiremos obteniendo lo que siempre hemos obtenido.

Aconsejo al estimado lector que después de leer esto, trate de olvidarlo porque si lo menciona en su empresa, le va a pasar lo que a Steve Jobs cuando habló de hacer una computadora amigable en Atari. Se fue.

Las cosas que hay que hacer aquí para salir de esta espiral de mediocridad no se pueden decir en público porque puede el vocero resultar lapidado. El cambio la gran mayoría lo percibe como amenaza y “la innovación no es compatible con la gerencia autoritaria.” (John  Adair, en “El reto gerencial de la innovación”)

Conclusión: la solución a todos nuestros problemas es la innovación. ¿Cuan proclives somos los salvadoreños a la innovación? Váyase de espaldas: Hemos bajado del puesto 113 en 2009 al 127 en 2011. He aquí la verdadera razón de nuestro no cambio. Ese Índice  nos dice que estamos entre las personas más obstinadas y  tercas del mundo. No espere cambios.

Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Master en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

https://gerenciayempresa.wordpress.com

http://mercadeomedico.wordpress.com

www.gerenciayempresa.com

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: