UNIVERSIDADES CORPORATIVAS

noviembre 30, 2011 en 10:50 pm | Publicado en Artículos | 2 comentarios
Etiquetas: , , ,

Por Ricardo Yohalmo León E.

Hace unos meses impartí una capacitación a personal de una corporación bastante  grande para nuestros estándares y me pareció inadecuado el lugar que improvisaron para tan importante evento. Los mismos asistentes al seminario empezaron a poner sus sillas de plástico, trajeron una extensión eléctrica y procedí a instalarme con mi parafernalia. La acústica no era buena, el calor era mitigado por unos ventiladores de techo que revolvían las hojas del material de apoyo y el lugar era de paso para quienes se trasladaban de un ala del edificio a otro.  No se necesita ser un genio para concluir que en esta empresa no se le da importancia a la capacitación y tampoco se le tienen muchas consideraciones al personal, de lo contrario se les hubiera ubicado en un lugar más confortable y ad hoc.

Error. Eso lo percibe la gente y saca sus propias conclusiones. Me recordé, entonces de Crotonville (New York), donde Ralph Cordiner fundó el Development Management Institute,  conocido como la Universidad General Electric, de la que el gran gerente de clase mundial, Jack Welch, dijo un día:  “Quiero usar a Crotonville para iniciar una revolución cultural en la GE.”  Dirigida por el profesor de Harvard, Jim Baughman, en los mejores días de la administración Welch, tan buena era su reputación que la revista “Fortune” la llamó “La Harvard de las universidades corporativas norteamericanas”.  La importancia que le daba el personal a Crotonville era un reflejo de la que le daba su líder. Veamos lo que dice Robert Slater, uno de sus biógrafos:

“Welch visitaba Crotonville cada diez días aproximadamente, ofreciendo conferencias y contestando preguntas. Solo una vez faltó a una visita programada, y eso fue porque su helicóptero no pudo aterrizar por la niebla”. (Slater)

No es de extrañar entonces que en Crotonville haya siempre unos 150 gerentes y supervisores en capacitación, dado que el propio presidente comunica el valor que a la capacitación se le da en la empresa. Por ello o quizá debido a ello, los 13 negocios de GE están entre los prestigiosos 500 de “Fortune”.

La diferencia en la manera  que se trata la capacitación en la GE y en nuestro medio me parece ahora abismal.  Hace un par de años cuando impartía un seminario en el centro de capacitación de una empresa de comunicaciones, hablando con el gerente respecto a la importancia que le daban la alta gerencia al aprendizaje, dejó entrever como de soslayo que el presidente de la empresa nunca había visitado dicho centro, a pesar de las invitaciones que se le habían girado. Creo que si hacemos esa misma pregunta a los directores de los centros de capacitación de otras instituciones públicas y privadas nos darán una respuesta parecida. La alta gerencia no aparece por allí, a menos que sea para regañar.

La universidad corporativa no es una rareza: están operando en más de mil empresas en Estados Unidos. Varían en forma y tamaño y abarcan todas las industrias. Dana Corporation, el fabricante de refacciones automotrices, tiene la Universidad Dana; Intel dirige una universidad en Santa Clara; Sun Microsystem tiene Sun U y Apple cuenta con su propia universidad en Cupertino, California. Le siguen Motorola, Disney, Mc Donald´s, Nokia, IBM y McDonald’s con su Hamburger University.

El crecimiento de de las universidades corporativas puede atribuirse a varios factores:

Primero: los críticos de las escuelas tradicionales de negocios las han acusado repetidamente de estar demasiado alejadas del ritmo del mundo corporativo. Se trata de una debilidad ampliamente percibida que las universidades corporativas están deseosas de capitalizar. Las escuelas de negocios de segunda clase no llevarían a Bill Gates, a Gary Hamel, P. Kotler, Jack Welch o Noel Tychy a impartir una conferencia, pero las universidades corporativas si. Un caso emblemático es la ABA (AMIL Business Administration) del Grupo AMIL (Brasil) (www.amil.com.br), en la que han impartido clases profesores de Stanford, IMEDE, Wharton, ISEADE, tales como Paul Dinsmore, Brad Gale, Gifford Pinchot, Peter Drucker, Leonard Fuld, Stan Rapp y Tom Collins. ¿Qué tal, eh? (http://www.amil.com.br/portal/institucional/conheca-amil/sobre-amil/universidade-corporativa)

Segundo: Los grandes líderes empresariales son de la idea que desarrollar el personal es clave para supervivencia, y demasiado importante para delegarlo a una organización externa. Los investigadores estadounidense reportan que sus propias universidades gastaban el 2.5 % de la planilla en capacitación, el doble del promedio nacional de USA. Empresas como GE, INTEL, Motorola,  no tienen el interés de delegar a una organización externa algo que es trascendental para su organización. Y para ello ponen al frente a gente apasionada por el conocimiento y la información. En nuestro medio  se le suele dar importancia al funcionario que tenga más habilidades para conseguir los consultores más baratos, y los encuentran. Tal es nuestra miopía. Lo que quieren es ahorrar, y lo logran. Jean Meister, experta estadounidense en investigación acerca de universidades corporativas, ha dicho que el presupuesto anual promedio para una universidad corporativa es de unos 20 millones de dólares, aunque el 60 % anda debajo de  diez millones. La Universidad Nacional del Semiconductor, abierta en 1994, tiene 12 salones de clase y habitaciones para 430 estudiantes. La Universidad INTEL le costó a esa empresa 150 millones de dólares en 1996. En nuestro país algunas empresas no quieren la capacitación, aunque los organismos estatales encargados se la brindan sin costo, y muchas veces quieren que el consultor costee la alimentación y local. Por eso seguimos siendo tercer mundistas, con un deficit comercial mayor que nuestras exportaciones y los últimos en los índices de competitividad, pero los primeros en criminalidad. No nos interesa el conocimiento. (Crainer)

En Brasil, además de la Escuela de Administración AMIL, ya iniciaron sus actividades: Motorola University, Universidad de la Hamburguesa McDonald’s, Instituto de Formación Carrefour, Universidad Algar, Unite de Telemar, Universidad TAM, y otras más, destacando, según Eholi (1999), la Universidad de Servicios del grupo Accor, Boston School de Bank Boston, Visa Training y Universidad Datasul.

En España la implantación de universidades corporativas está apenas empezando. Hace un año, el Grupo Unión Fenosa, que tiene como principales actividades la generación, la distribución y la comercialización de energía (electricidad y gas), creó su propia universidad, en cuya página web puede leerse:

“La Universidad Corporativa forma parte de diversas redes internacionales de formación empresarial, como la European Foundation for Management Development (EFMD) o el Global Council of Corporate Universities (CCU), organizaciones en las que se comparten las mejores prácticas, y mantiene una red de alianzas con instituciones académicas, tanto en España como en el resto del mundo.”

(http://www.gasnaturalfenosa.com/es/inicio/recursos+humanos/1297074843705/universidad+corporativa.html)

La urgencia del tema educación organizacional, bautizado ahora como Universidad Corporativa, señala la importancia de comprender este holograma en la práctica. Señala la superación de los modelos tradicionales de entrenamiento y desarrollo por las empresas y la búsqueda de nuevas formas y relaciones para aprendizaje organizacional. (FLEURY & FLEURY, 1995). (http://unicorporativa.wordpress.com/)

Así que, bien haría usted en diseñar un lugar de mucho confort y elegancia destinado a la capacitación de su personal, asumiendo su costo como una inversión, que es lo que realmente es. En su libro “Capacitación Empresarial”, Trevor Bentley dice al respecto:

“Afortunadamente siempre ha habido líderes empresariales visionarios, que tempranamente supieron comprender todo lo que la continua capacitación puede hacer por el personal y, en consecuencia, por la empresa. Uno de esos brillantes ejemplos lo dio el legendario Tom Watson, fundador de la IBM, quien en 1932 estableció un centro educativo con el cual sentó las bases para hacer de la formación académica y la capacitación los pilares de un aprendizaje permanente.”

“Watson capacitaba, capacitaba y capacitaba” –dice Peter Drucker… “se esperaba que todos los empleados continuaran su aprendizaje mientras trabajaban”.

Tempranamente, este gran capitán de empresas que fue Watson, comprendió la enorme importancia que tiene la capacitación del personal en el crecimiento de las organizaciones.

“Watson”, dicen Harmon y Jacobs en su libro “La Diferencia Vital”, “entendía que la formación académica es un lujo del cual nunca se tiene suficiente.No existe punto de saturación en el saber”, solía Watson decir.

Otro caso de pasión por la capacitación es el del esforzado fundador de la más grande fábrica de calzado del mundo, Thomas Bata, quien en 1924 fundó un instituto para la educación de su numeroso personal (la universidad corporativa de entonces), allá en la hoy dividida Checoslovaquia. El instituto ofrecía un programa de 3 y 4 años que implicaba trabajar de día en la fábrica Bata y asistir a clases todas las noches. Thomas Bata hijo atribuye al énfasis en la formación del personal, el crecimiento explosivo de esa empresa durante los años 30 y subsiguientes.

 La frase «París bien vale una misa» (Paris vaut bien une messe) se le atribuye a Enrique IV, de Francia (1553-1610); que se le atribuya a usted en su empresa una frase similar: La capacitación de mi personal bien vale una buena inversión, sobre todo que esa inversión se reflejará positivamente en el crecimiento explosivo de su empresa  y en su estado de resultados.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

1. BENTLEY, T. Capacitación Empresarial. Editorial McGraw-Hill      Interamericana, traducción del inglés,          Bogotá, Colombia, 1993, 236p

2. RAINER, S. 75 grandes decisiones gerenciales. Grupo Patria Cultural, bajo el sello de CECSA, México, D. F. Trad. del inglés. Primera reimpresión. 2003. Pp 212-214.

3. SLATER, R. La nueva reestructuración empresarial. McGraw-Hill Interamericana de México, D. F. Trad. de la primera ed. en inglés. 1994. P.328.

4. http://www.amil.com.br/portal/institucional/conheca-amil/sobre-amil/universidade-corporativa

5. http://www.gasnaturalfenosa.com/es/inicio/recursos+humanos/1297074843705/universidad+corporativa.html

6. http://unicorporativa.wordpress.com/

Ing. Ricardo Yohalmo León E.

Master en Administración de Empresas. (INCAE Business School)

Consultoría y Capacitación Empresarial.

yohalmoleon@yahoo.com

https://gerenciayempresa.wordpress.com

http://mercadeomedico.wordpress.com

www.gerenciayempresa.com

Prohibida su reproducción sin poner un link a la fuente.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Have you ever thought about adding a little bit more than just your articles?

    I mean, what you say is valuable and all. However just imagine if you added some great graphics or videos to give your posts more,
    “pop”! Your content is excellent but with pics and
    videos, this blog could definitely be one of the very best in its field.
    Superb blog!

    • To: Californiastudent, code Argos:
      Thanks for your advice, but I do not manage wordpress so well, but I am looking for somebody for helping me in order to improve my blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: